Limpieza con sal marina (Detox)

0
561
limpiar-cuerpo-con-sal

Desintoxicación del colon y el cuerpo en general

Es algo que se lleva haciendo unos 5,000 años en la India y se conoce como Shank Prakshalana y su propósito es limpiar todo el sistema digestivo y el cuerpo en general.

Las ventajas de esta técnica son varias: No usa elementos químicos, es una técnica sencilla y económica y no va contra la dirección natural del tránsito intestinal como sucede con otros lavados intestinales.

Se usa un agua con la misma concentración que tienen las sales en el cuerpo, como las lágrimas limpiando todo el sistema digestivo, no solamente los intestinos.

Como funciona la técnica

Al ser el intestino permeable, cuando el agua que pasa por ellos es menos salada que la concentración del suero sanguíneo, ésta se absorbe, y se elimina como orina, si por el contrario, es más salada, el agua se elimina por los intestinos, produciendo deshidratación, por eso es tan importante que la concentración sea la correcta, de esta forma, no sucede ninguna de las dos situaciones, y al eliminarse el agua arrastra los materiales que encuentra retenidos dentro del intestino.

Recomendaciones

No debe se usada por mujeres embarazadas a no ser que sea recomendada por su médico indu.

La primera vez que se realice es recomendable hablarlo con el médico indu primero, para conocer si tenemos una condición que no le favorezca.

Puede realizarse una vez al año, especialmente en un momento de cambio de estación.

Debe hacerse en ayunas.

Se recomienda hacerla en días no laborables, ya que pudiera tomarse de tres a cuatro horas completar todo el proceso.

La semana previa a la limpieza, conviene ir preparando al intestino disminuyendo el consumo de alimentos refinados, lácteos y cárnicos y comiendo mayor cantidades de vegetales , frutas y fibras.

Procedimiento

Ingredientes

6 cucharadas soperas rasas de sal marina (que no sobresalga y uniforme)
6 litros de agua

Calentar el agua a unos 40 a 45 grados centígrados, un poco más caliente que la temperatura del cuerpo. Echar la sal y dejar que se diluya.

Primer ciclo

1. Tomar dos vasos del agua y realizar los 3 ejercicios que aparecen más adelante para facilitar la circulación del agua por los intestinos. La duración de estos ejercicios será de uno o dos minutos en total.

2. Tomar otros dos vasos de agua y volver a realizar los tres movimientos señalados.

3. Tomar otros dos vasos de agua y repetir la sesión de los cuatro ejercicios.

Después de haber tomado seis vasos, ir al inodoro para que se produzca la primera evacuación. Si ésta no se produce en los primeros cinco minutos, proceder a realizar los ejercicios 1 y 2 – que ayudan sin tomar agua. Si ha pesar de hacer esta última serie de ejercicios no se produce la primera evacuación, se debe hacer una lavativa para quitar una posible obstrucción de los intestinos.

Segundo ciclo

Luego de que ocurra la primera evacuación, repetir el ciclo descrito más arriba de los dos vasos de agua , ejercicios e inodoro.

Repetir esto hasta que el agua salga totalmente limpia.

Cuando hayas terminado la limpieza, no debes tomar ningún tipo de líquido.

Tu primer alimento debe ser sólido, pero suave, como una banana, una porción de arroz blanco, una papa con un poco de aceite de mantequilla o un aguacate con un poco de aceite para lubricar las paredes intestinales.

Se recomienda hacerlo después de media hora después de terminar o como máximo una hora.

No es aconsejable dejar los intestinos vacíos por más tiempo.

Luego de este primer alimento sólido puedes tomar algunas hierbas como cardo mariano, diente de león, cola de caballo, ortiga o té verde para potenciar la desintoxicación.

En tu segunda comida puedes agregar más variedad de alimentos, hasta volver a tu alimentación habitual.

Durante los dos primeros días debes evitar algunos alimentos para evitar irritación o gases como los picantes, lácteos, alcohol, gaseosas, ajo, cebolla, condimentos fuertes o café.

A tomar en cuenta

No es necesario tomar los seis litros, debes parar cuando veas que el agua sale totalmente limpia.

Es bueno mantener el agua a temperatura tibia todo el tiempo, por lo que debes mantenerla en una olla donde puedas calentarla.

Si no te es agradable el agua salada sola, puedes agregar algunas verduras como cilantro y perejil y colarla antes de empezar el procedimiento.

Es importante no tener prisa. Tomar los vasos de agua con calma y hacer los ejercicios sin agitarse.

Ejercicios

Los ejercicios ayudarán al agua a moverse por tu sistema digestivo.

1. Pies ligeramente separados, manos extendidas hacia arriba, con las manos entrelazadas y las palmas hacia arriba.

Doblar el tronco seis veces hacia el lado izquierdo y luego seis veces para el lado derecho.

Este ejercicio abre el píloro y ayuda a vaciar el agua del estómago.

2. En la misma posición, bajar los brazos y dar giros del tronco.

Cuatro giros hacia la izquierda y cuatro hacia la derecha.

Este ejercicio hará mover el agua por el intestino delgado.

3. Tendido en el suelo, con los brazos extendidos.

Sólo tocan el suelo las palmas de las manos y los dedos de los pies.

Mover la cabeza y los hombros hasta ver los pies por arriba.

Repetir cuatro veces por cada lado.

Este ejercicio ayudará al agua a seguir moviéndose por el intestino delgado.

4. En cuclillas, mueve una pierna y apoyarla en el suelo, luego, cambia de pierna.

Repite cuatro veces cada pierna.

Este ejercicio hará que el agua avance por el colon.

Dejar respuesta