Margarita

0
768

Por muchos años el tequila ha sido el spirit nacional y el coctel más clásico de este destilado es la Margarita que, como bien saben, es un trago que combina sabores muy mexicanos como los contrastes de sabores frescos, salados, dulces, en fin. A pesar de ser un coctel tan popular tiene un origen un poco misterioso y nada claro, además de otras características muy curiosas, así que preparen su shaker porque después de este artículo se les va antojar mezclar una Margarita.

Son muchas las leyendas sobre el origen de la Margarita, lo más curioso es que todas alejan a este coctel de Jalisco, cuna del tequila, y se la llevan por toda la república, a ciudades como Ensenada, Puebla, Mexicali y algunas más. Por supuesto, casi todas las leyendas involucran a una bella mujer, desde turistas extranjeras, pasando por bailarinas y hasta celebridades del mundo del cine, en todas, un cantinero se apiada de la bella dama y le prepara este coctel de origen cítrico pero siempre, SIEMPRE, acompañado por sal, pero si quieren saber un poco más de estas leyendas, visiten nuestro artículo de la Margarita.

Conforme ha pasado el tiempo la Margarita ha ido evolucionando. Ha ido integrando sabores frutales, casi siempre muy mexicanos como la sandía, el tamarindo, la fresa o el mango y se ha ido adaptando conforme han ido avanzando las épocas, en Estados Unidos especialmente tomó gran popularidad, nació la Frozen Margarita para el calor y versiones tan exclusivas como la Billionaire Margarita en el exclusivo hotel The London NYC con un costo de 1,200 dólares, así que vayan rompiendo el cochinito.

La Margarita nos lleva a revivir el glamour de la mitad del siglo pasado, pues fue el coctel del año de la revista “Esquire” en diciembre de 1953 y era una época en la que Acapulco era el destino de playa para el jet set de Hollywood y estrellas como Elvis Presley, Elizabeth Taylor o Orson Welles visitaban México en busca de playas doradas y cocteles frutales, una época en la que la Margarita reinaba sobre los destinos de playa y es más, quizá sigue reinando.

Compartir
Artículo anteriorAjo
Artículo siguienteJengibre

Dejar respuesta